Taller de agroecología con mujeres mapuches en Tirúa

18 / 02 / 2011
Autor(es): Alexander Morales López · Categoría: Sustentabilidad

Tomando herramientas de la Agroecología, se promovió la seguridad y soberanía alimentaria, iniciando un proceso de recuperación de las tradiciones culturales asociadas al manejo y uso de los recursos naturales.



Introducción

Por medio del programa FOSIS (Fondo De Solidaridad e Inversión Social), la consultora Peuma Ñi Mapu desarrolló una serie de talleres en la Comuna de Tirúa, dirigido a Dueñas de casa, efectuado entre los meses de Agosto y Noviembre del 2010.

Tomando herramientas de la Agroecología, se promovió la seguridad y  soberanía alimentaria, iniciando un proceso de recuperación de las tradiciones culturales asociadas al manejo y uso de los recursos naturales.

Dichas prácticas son acordes con el desarrollo socioambiental y se estructuran bajo la premisa de la protección del medio ambiente, la salud pública y un mejor  aprovechamiento  de los recursos naturales. Tambien se incorporaron practicas de  conservación de semillas y selección y manejo de residuos sólidos. Todo esto bajo la dinámica del  trabajo comunitario para la sustentabilidad (Ver foto 1).

 

Desarrollo de los talleres

La metodología utilizada fue teórico-practica; la propuesta fue “aprender haciendo”, donde las participantes tuvieron la oportunidad de aplicar las técnicas propuestas en sus huertas, y a la vez generar discusión y compartir conocimientos.

 


Foto 1: Trabajo Comunitario: Preparación de una huerta orgánica

 

Se  dio énfasis a la recuperación y conservación de semillas autóctonas y al desarrollo de  técnicas de agricultura orgánicas básicas (elaboración de compost, insecticidas y dinámicas de uso del suelo, etc.) para la elaboración de una huerta para el autoconsumo.

En una primera instancia, se trabajaron los conceptos de soberanía y  autonomía alimentaria, los cuales son políticas proteccionistas introducidas en 1996 por Vía Campesina en Roma, con motivo de la Cumbre Mundial de la Alimentación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), donde se expresa que “Soberanía alimentaria, es el derecho que tiene toda la gente a determinar qué cultivos siembran, cómo crían sus animales, cómo procesan sus alimentos lo que al final se refleja en la comida que llega a sus mesas” (FAO, 1996).

De igual forma, se desarrollaron los conceptos de Agroecología y Permacultura, donde se destacó la función social y ambiental que promueven; tomando elementos agropecuarios académicos y conocimientos tradicionales para construir junto a la comunidad las bases para desarrollar un mecanismo “propio”  de cultivar la tierra y extraer los recursos naturales de una manera más sustentable, y así ejercer un impacto menos agresivo a nuestro entorno, producir alimentos sin necesidad de agroquímicos, y aportar a la conservación de los recursos naturales. 

Seguidamente se inició un trabajo practico en casa de tres participantes; con la intención de adecuar un espacio optimo para el desarrollo de una huerta, donde se sembraron las semillas que la consultora Peuma Ñi Mapu aportó y otras que las participantes han logrado colectar (Ver foto 2). Fue allí donde se pusieron en práctica algunas de las técnicas antes expuestas (Manejo de Agronivel, identificación de los minerales presentes en el suelo, elaboración de tablones, aplicación de abonos orgánicos, etc.). Se hizo  especial énfasis en la conservación de semillas.

 


Foto 2: Repartición de Semillas entre miembros de la comunidad.

 

En los últimos talleres el tema central fue el uso de plantas medicinales y tintóreas  y la importancia de éstas como un mecanismo de alelopatía para fomentar una dinámica apropiada en la huerta. También se compartió el conocimiento que las participantes tienen, generando discusiones y reflexión en torno a la importancia de la conservación de su saber en los diferentes ámbitos de la vida. Con respecto a las plantas medicinales, se resaltó su importancia para la salud humana y el ecosistema. Para usar las hierbas, se entregaron conocimientos para lelaboración de pomadas y aceites orgánicos (foto 3).

 


Foto 3: Elaboración de pomadas orgánicas.

 

Los resultados obtenidos, en términos prácticos fueron: un  inventario de plantas medicinales y sus aplicaciones; la elaboración de huertas orgánicas para el autoconsumo; preparación de compost y otros abonos orgánicos; y elaboración de pomadas y aceites orgánicos.

Además, se fomentaron los almuerzos comunitarios donde se desarrollaron recetas autóctonas y se promovió la importancia de una buena alimentación, libre de agroquímicos. 

Por último, vale la pena destacar que Tirúa Sur es un territorio deteriorado a nivel ambiental, lo que ha contribuido a una constante perdida de las prácticas culturales y desarraigo por sus tierras. Así, la agroecología se convierte en una herramienta fundamental para garantizar la soberanía alimentaria y revalorar las practicas culturales tradicionales.