¿Qué son los Productos Forestales No Madereros?

07 / 01 / 2011
Autor(es): Edgardo P. Flores Flores · Categoría: Sustentabilidad

El término Producto Forestal No Maderero (PFNM) es una denominación comúnmente utilizada para un sector de la producción forestal que todavía no tiene una terminología consensuada. Por ello es preciso aclarar el uso que se hará de esta terminología en el presente trabajo.



Aunque la recolección de este tipo de productos es una actividad desarrollada durante miles de años por las comunidades rurales, el interés científico por estudiar el papel de estos recursos en la economía campesina y en la conservación de los ecosistemas forestales, es muy reciente. Por ello, aunque numerosos organismos internacionales han incorporado este concepto en el diseño de sus políticas y programas de acción, su definición se ha ido adaptando a los diferentes ámbitos de trabajo.

De este modo la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), incorporó inicialmente algunos productos tan relevantes para la economía rural como la leña y algunos otros usos domésticos de la madera, ampliando el término a “todos aquellos bienes y servicios de uso comercial, industrial o de subsistencia derivados del bosque y su biomasa, que puedan ser sustentablemente extraídos del ecosistema forestal en cantidades y formas que no alteren las funciones reproductivas básicas de la comunidad vegetal” (FAO, 1992).

Esta amplia definición resultó poco operativa en la práctica, motivando largas discusiones en relación a los límites y alcances de los términos incluidos en ella (sustentabilidad, ecosistema forestal, servicios, etc.).

Por ello posteriormente se propuso una definición más estricta: “todos los bienes de origen biológico y los servicios derivados de los bosques, o de cualquier otro territorio con un uso similar, excluida la madera en todas sus formas” (FAO, 1995).

Aunque esta definición es una de las más usadas y operativa en el ámbito del desarrollo rural, según (UICN) no incluye algunos elementos conceptuales imprescindibles para su uso en el contexto de la conservación ambiental. En este sentido, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) propone como definición “todos aquellos productos biológicos, excluida la madera, leña y carbón, que son extraídos de los bosques naturales para el uso humano” (UICN, 1996). Esta definición excluye explícitamente los productos derivados de la madera, independientemente de su uso final o grado de extracción, y limita el origen a bosques naturales, excluyendo por lo tanto plantaciones forestales de especies exóticas efectuadas con fines madereros o no madereros (UICN,1996).

Aunque algunos autores han incorporado en sus definiciones otros elementos que limitan el concepto de PFNM por su escala de extracción o ámbitos de comercialización (“productos forestales que no son procesados por las grandes industrias forestales”, estas definiciones no han tenido aceptación por parte de las instituciones y personas vinculadas a este tema.

A partir de las recomendaciones de una reunión interdepartamental interna de la FAO sobre definiciones de PFNM celebrada en junio de 1999, la FAO adoptó la nueva definición práctica siguiente de PFNM: Productos forestales no madereros son los bienes de origen biológico distintos de la madera derivados de los bosques, de otras tierras boscosas y de los árboles fuera de los bosques.

Nuestro país no se ha quedado al margen de esto y en la Ley 20.283 sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal, adoptó su propia definición sobre estos productos, denominándolos “Productos no madereros del bosque nativo”, los cuales son definidos como: todos aquellos bienes y servicios que no corresponden a recursos leñosos o madera en pie y que existen o se pueden desarrollar al interior de un bosque nativo a partir de las especies nativas que lo componen. Este mismo cuerpo legal explica a modo de ejemplo que: Se entenderá para estos efectos, y sin que esta enumeración sea taxativa, bienes tales como: hongos; plantas de usos alimenticios; frutos silvestres de árboles y arbustos; especies vegetales de usos medicinales, químicos o farmacológicos; fauna silvestre; fibras vegetales, y servicios de turismo.

Esta definición incorpora a los servicios aunque explícitamente solo nombra al turismo, sin embargo deja abierta a la posibilidad otros.

Por ultimo señalar que si bien existen muchas otras definiciones que han sido empleadas por diferentes autores como («subproductos forestales», «productos forestales menores», «productos forestales no leñosos», «bienes y beneficios no madereros», «bienes y servicios no madereros», «otros productos forestales», «productos forestales secundarios», «productos forestales especiales») y se han propuesto multitud de definiciones, referentes todas ellas a diferentes aspectos, especies y productos según la perspectiva de trabajo de cada autor u organización, la mayoría de ellas no ha logrado mucha aceptación, a diferencia de las expuestas anteriormente.

 

Bibliografía

Tacón A (2002) Manejo de productos forestales no madererables (PFNM) : Una oportunidad para la cordillera de la costa, Red de PFNM Chile

FAO (1999). Los Productos Forestales no Madereros y la Generación de Ingresos, en Unasylva - No. 198 Actividades forestales de la FAO, Hacia una definición uniforme de los productos forestales no madereros http://www.fao.org/docrep/x2450s/x2450s00.htm#Contents

Flores E (2007) Seminario de titulo Productos Forestales no madereros como alternativa de producción, Liceo agrícola y forestal Suizo la providencia. Traiguén, Chile